Dos años después …#TB III

¿Les pasa que con el tiempo tienen que empezar a olvidar y dejar ir ciertas cosas que los hacía feliz? Ya sea por trabajo, por la falta de tiempo o recursos… ¿cómo que cedemos a nuestras circunstancias y nos estancamos ahí?
Sinceramente los últimos dos años, como han visto, me he dedicado más a vivir experiencias y enfocarme en convertirme en una excelente profesional en lo que elegí como profesión. En realidad mi vida ha estado bien, he logrado con éxito mantener estabilidad en todos los sentidos. Pero hay cosas que por más que uno intenta olvidar, dejan huecos profundos en el alma y eso me pasa a mí con la música. Ni siquiera soy una persona estudiada en el tema y jamás voy a tirármelas de sabelotodo en este tema, pero sea como sea, es algo que me llena y le da propósito a mi vida. Yo no estudié música por distintas limitantes, ni me he dedicado a eso porque requiere tiempo que no he tenido, o simplemente por miedo. Pero hoy, mientras escuchaba canciones, llegue a las 3 canciones que compartí hace 2 años. ¡Qué rápido pasa el tiempo!

Está fue la última canción que escribí y fue de mis favoritas.

“Sin merecer,
vida y perdón
me diste en la cruz,
Glorioso Jesus.”

Mientras las escuchaba, me sentí orgullosa. No serán una obra maestra, pero representan un pedazo de mí. Y me maravillaba, porque es de esas ocasiones en que no crees que esa creación es tuya. Me sentí orgullosa de la Fany de hace dos años. Ella era valiente y decidida, algo que he dejado que el miedo me robe. Y así, con mis ahorros decidí que iba a grabar esas tres canciones y Dios fue bueno y abrió puertas y en el camino conocí personas que me ayudaron a llegar a la meta.

La primera vez que entre al estudio a grabar.

Y saben, lo hice por cumplir un sueño, por dejar un poco de mí en el universo, por compartir mi historia y si eso resonaba en alguien ya era más que especial. Y así fue, muchos de ustedes en su momento me escribieron y me contaron como les hizo sentir, y sentí que era algo que no quería dejar de hacer.

Daniel y Roger le dieron vida a mis canciones.

Hoy dos años después, con una vida normal que no me llena, sé que tengo mucho más por crear. En las últimas semanas he empezado a retomar esos sueños y me estoy permitiendo libertad creativa y descubrir otros sonidos y otras ideas, pero eso jamás me va a quitar mi esencia.

Yo quiero compartir la luz que ha alumbrado mi vida y guiado mis pasos. Y quizás escribiré y cantaré de muchas cosas, pero Dios siempre será parte de mi vida y dueño de mi corazón.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s